Show simple item record

dc.contributor.advisorDr. Francisco S. Yeomans Reynaes
dc.creatorElizalde Gómez, Lucero
dc.date.accessioned2015-08-17T09:30:30Zen
dc.date.available2015-08-17T09:30:30Zen
dc.date.issued2005-12-01
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/11285/567152en
dc.description.abstractLa humanidad ha concebido grandes avances tecnológicos y científicos, principalmente durante los siglos posteriores a la Revolución Industrial. Estos avances en medicina, industria, economía, comunicaciones e ingeniería han traído consigo grandes beneficios: erradicación de enfermedades, comunicación en tiempo real y creación de nuevos materiales, entre otros. En contraparte, una de las consecuencias de la industrialización y el desarrollo, quizá la más negativa, es la contaminación ambiental. No es sino hasta principios de los setentas, que se empezó a tener conciencia de los daños que se estaban causando a las reservas de recursos naturales, a las especies animales y vegetales y al planeta en general [1]. Dado que no había control del uso de los recursos no renovables, como el petróleo, minerales y rocas; o un plan de recuperación de los renovables, como agua, flora y fauna, se hizo evidente su sobreutilización. Una de las estrategias para disminuir la utilización excesiva de recursos naturales e intentar reparar el daño ambiental, es promover el reciclaje, con las propuestas de reducir, reutilizar y reciclar. De esta manera, se reducen los desperdicios utilizando los recursos eficientemente, se reutiliza todo lo que sea posible y se recicla lo que aÚn tenga valor [2]. Así, desperdicios de papel, vidrio, aluminio, metales y otros, se acopian y llevan a centros de reciclaje. De entre estos residuos, uno de los que mayor porcentaje de recuperación tiene, hasta un 40% del total producido, es el papel, que además se puede reciclar hasta siete veces antes de perder sus propiedades [3].
dc.languagespa
dc.publisherInstituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey
dc.rightsinfo:eu-repo/semantics/openAccess
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0*
dc.titleCaracterización de Mezclas de Mortero a Base de Celulosa. Papel Reciclado para Fabricación de Elementos Constructivos -Edición Únicaes
dc.typeTesis de maestría
thesis.degree.levelMaestro en Ciencias en Ingeniería y Administración de la Construcción Especialidad en Ingeniería Estructurales
dc.contributor.committeememberM.C. Carlos Enrique Nungaray Pérezes
dc.contributor.committeememberM.C. Delma V. Almada Navarroes
thesis.degree.disciplineDivisión de Ingeniería y Arquitecturaes
thesis.degree.namePrograma de Graduados en Ingenieríaes
dc.subject.keywordMezclas de Morteroes
dc.subject.keywordBase de Celulosaes
dc.subject.keywordPapel Recicladoes
dc.subject.keywordFabricación de Elementos Constructivoses
thesis.degree.programCampus Monterreyes
dc.subject.disciplineIngeniería y Ciencias Aplicadas / Engineering & Applied Sciencesen
refterms.dateFOA2018-03-12T11:01:10Z
refterms.dateFOA2018-03-12T11:01:10Z
html.description.abstractLa humanidad ha concebido grandes avances tecnológicos y científicos, principalmente durante los siglos posteriores a la Revolución Industrial. Estos avances en medicina, industria, economía, comunicaciones e ingeniería han traído consigo grandes beneficios: erradicación de enfermedades, comunicación en tiempo real y creación de nuevos materiales, entre otros. En contraparte, una de las consecuencias de la industrialización y el desarrollo, quizá la más negativa, es la contaminación ambiental. No es sino hasta principios de los setentas, que se empezó a tener conciencia de los daños que se estaban causando a las reservas de recursos naturales, a las especies animales y vegetales y al planeta en general [1]. Dado que no había control del uso de los recursos no renovables, como el petróleo, minerales y rocas; o un plan de recuperación de los renovables, como agua, flora y fauna, se hizo evidente su sobreutilización. Una de las estrategias para disminuir la utilización excesiva de recursos naturales e intentar reparar el daño ambiental, es promover el reciclaje, con las propuestas de reducir, reutilizar y reciclar. De esta manera, se reducen los desperdicios utilizando los recursos eficientemente, se reutiliza todo lo que sea posible y se recicla lo que aÚn tenga valor [2]. Así, desperdicios de papel, vidrio, aluminio, metales y otros, se acopian y llevan a centros de reciclaje. De entre estos residuos, uno de los que mayor porcentaje de recuperación tiene, hasta un 40% del total producido, es el papel, que además se puede reciclar hasta siete veces antes de perder sus propiedades [3].


Files in this item

Thumbnail
Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

info:eu-repo/semantics/openAccess
Except where otherwise noted, this item's license is described as info:eu-repo/semantics/openAccess